Abr 25, 2014
dermavan
Comentarios desactivados en ¿Por qué envejece nuestra piel?

¿Por qué envejece nuestra piel?

Debemos diferenciar 2 tipos de envejecimiento cutáneo:

  • El envejecimiento intrínseco o cronoenvejecimiento relacionado con el paso del tiempo
  • El envejecimiento extrínseco provocado por diversos agentes externos principalmente el sol (fotoenvejecimiento) y otros como el tabaco, la contaminación y el estrés

En el cronoenvejecimiento se provocan unos cambios a nivel de las distintas capas de la piel que dan lugar a pérdida de la luminosidad, arrugas, adelgazamiento y flacidez. Además y principalmente por la acción de la radiación solar (fotoenvejecimiento) se sumarán la aparición de manchas y dilataciones vasculares (telangiectasias) para posteriormente desarrollar arrugas profundas y textura engrosada de la piel. El cáncer cutáneo es la consecuencia más grave de la exposición al sol.

Envejecimiento piel


¿Cómo podemos rejuvenecer nuestra piel?

Los tratamientos de rejuvenecimiento cutáneo o fotorrejuvenecimiento con el sistema Ellipse Multiflex que le ofrecemos en Clínica Dermatológica Avanzada son tratamientos para mejorar la piel envejecida y dañada por la exposición solar. La piel puede presentar rojeces (que finalmente pueden causar la formación de vasos más grandes) o áreas de pigmentación y manchas llamadas lentigos solares.

¿Cómo funciona el tratamiento de I²PLde Ellipse?

El tratamiento de I²PL de Ellipse emite pulsos de luz con diversas longitudes de onda a  la superficie de la piel que son absorbidos por dos sustancias naturales de nuestra piel: melanina en las zonas pigmentadas y hemoglobina en la sangre. Ambos pigmentos convierten la energía de la luz en calor. Este calor se usa para destruir las partes de las células en las que se encuentra la melanina y para dañar las paredes de los vasos que aportan sangre a las zonas en las que se ve la lesión vascular. Esta técnica se conoce con el nombre de “Fototermólisis Selectiva”.

Los sistemas Ellipse I²PL producen luz visible cuidadosamente controlada para emitir la duración de pulso adecuada y la correcta cantidad de energía. De esta forma se consigue destruir el objetivo a tratar sin dañar tejido circundante.

El tratamiento de fotorrejuvenecimiento es rápido y sencillo y no interfiere en su rutina diaria. Podemos tratar distintas áreas dañadas por el sol como cara, cuello, escote y manos. Además, la acción de la luz estimula la producción del colágeno mejorando la textura de la piel, el tamaño del poro (que se reduce considerablemente) e incrementa la luminosidad y brillo de la superficie cutánea, igualando su tono.

image003

image005

image007

 

 

comentarios cerrados.

BLOGS INTERESANTES