Browsing articles from "mayo, 2015"
May 18, 2015
dermavan
Comentarios desactivados en ¡¡¡NO PIERDAS DE VISTA TU PIEL!!!

¡¡¡NO PIERDAS DE VISTA TU PIEL!!!

0011160569

¿Es importante revisar las manchas de nuestra piel?

 A lo largo de la vida, incluso desde el nacimiento, aparecen manchas en nuestra piel. La mayoría no suponen un problema de salud pero siempre deben ser valoradas por el dermatólogo que establecerá si se trata de una lesión benigna o por el contrario, de una lesión maligna.

Entre las manchas más frecuentes que son motivo de consulta podemos destacar:

Lentigo solar. Aparece como una o generalmente múltiples manchas de color marrón más o menos oscuro localizadas en zonas expuestas al sol (cara, escote y dorso de manos). Son lesiones benignas pero su presencia indica un daño solar acumulado a lo largo de los años.

Efélides o pecas. Casi siempre en personas de piel clara y pelo rubio o pelirrojo y localizadas en la cara y zonas fotoexpuestas desde la infancia. Hay que tener en cuenta que si se asocian a manchas café con leche y en localizaciones especiales hay que investigar la posible asociación con  algunas enfermedades.

Melasma o cloasma. Es uno de los trastornos de la pigmentación más frecuente y que ocasiona una importante preocupación en la paciente que lo padece. En general se localiza en la cara pero también puede afectar otras zonas del cuerpo.

Vitíligo. Se presenta con manchas de color más blanco que el resto de la piel de bordes muy bien delimitados, redondeadas y de forma y  distribución variable (localizadas, generalizadas, lineal, alrededor de orificios naturales y otras de localización distal en extremidades). En su origen intervienen factores de tipo autoinmune y hereditarios.

Lunares o nevus. Son manchas redondeadas u ovoides de color marrón claro al oscuro e incluso azul o negro. Su superficie puede ser lisa o rugosa y pueden estar presentes al nacimiento o aparecer a lo largo de la vida.

Es importante que el dermatólogo controle estas lesiones y enseñe al paciente cuáles son los signos de alarma de sus lunares. Por ello aconsejamos acudir regularmente al dermatólogo sobre todo los que presenten múltiples lesiones, antecedentes familiares o personales de melanoma o presencia de nevus clínicamente atípicos.

Desde hace años, disponemos de la dermatoscopia digital que es el método más eficaz para diferenciar las lesiones pigmentadas benignas de las malignas. Con este sistema realizamos un examen más preciso de los lunares que nos permite detectar pequeños cambios no evidentes a simple vista y archivar las imágenes para hacer un estricto seguimiento. En definitiva, realizar un diagnóstico precoz del melanoma en fases en las que un tratamiento adecuado es curativo.

BLOGS INTERESANTES